• Homect_img
  • Health Information
Your Health

Los bebés nacidos de madres mayores de 35 años podrían tener un riesgo más bajo de ciertos defectos congénitos

Los bebés nacidos de madres mayores de 35 años podrían tener un riesgo más bajo de ciertos defectos congénitos

El hallazgo del estudio es específico sobre las anomalías físicas no relacionadas con los cromosomas, señalan los investigadores

LUNES, 3 de febrero de 2014 (HealthDay News) -- Con frecuencia, se dice a las mujeres a finales de los 30 o de los 40 que las probabilidades de tener un hijo con un defecto congénito aumentan con la edad.

Pero un estudio reciente sugiere que lo contrario podría ser verdad cuando se trata de ciertos tipos de anomalías físicas.

El estudio halló que, a partir de los 35 años, las mujeres presentan un riesgo más bajo de tener hijos con unos defectos congénitos conocidos como malformaciones congénitas mayores, que son defectos que no son provocados por anomalías en los cromosomas.

"Este estudio provee cierto consuelo a las mujeres que deciden retrasar el tener hijos y que en otras áreas, como respecto a la genética y a su propia salud médica, se enfrentan a unos mayores riesgos con el embarazo", comentó la Dra. Jill Rabin, jefa de obstetricia y ginecología del Centro Médico Judío de Long Island en New Hyde Park, Nueva York. Rabin no estuvo involucrada en el estudio.

Los hallazgos fueron presentados el jueves en la reunión anual de la Sociedad de Medicina Materna y Fetal (Society for Maternal-Fetal Medicine), en Nueva Orleáns.

"A medida que más mujeres eligen retrasar la maternidad, se enfrentan a unos crecientes riesgos con el embarazo", explicó en un comunicado de prensa de la sociedad la coinvestigadora del estudio, la Dra. Katherine Goetzinger, profesora asistente de medicina materna y fetal de la Universidad de Washington, en St. Louis. "Los hallazgos de este estudio podrían proveer cierto consuelo a estas mujeres sobre las probabilidades de tener un hijo anatómicamente normal".

Ya se sabe que las mujeres mayores se enfrentan a un mayor riesgo que las más jóvenes de tener bebés con anomalías cromosómicas, que incluyen afecciones como el síndrome de Down. Pero según el equipo del estudio, ha estado menos claro si ser una madre mayor aumentaba el riesgo de malformaciones congénitas mayores.

Ha habido poca información disponible sobre la asociación entre la edad de la madre y el riesgo de defectos congénitos que afectan a distintas partes del cuerpo, como el corazón, el cerebro, los riñones, los huesos o el sistema digestivo, anotaron los autores.

En la nueva investigación, el equipo de Goetzinger estudió los resultados de los ultrasonidos de segundo trimestre de más de 76,000 mujeres.

Los investigadores hallaron que las madres mayores (a partir de los 35 años) tenían un 40 por ciento menos de probabilidades que las más jóvenes de tener un hijo con uno o más de los defectos de nacimiento conocidos como malformaciones congénitas mayores. Los investigadores llegaron a esa cifra tras ajustar las estadísticas de forma que no se vieran sesgadas por unos números altos o bajos de mujeres con ciertos factores de riesgo.

La tasa de defectos cardiacos fue similar en ambos grupos, hallaron los investigadores, pero hubo unas tasas más bajas de defectos del cerebro, los riñones y la pared abdominal.

Otros dos expertos en obstetricia tuvieron unas opiniones mezcladas sobre la investigación.

El Dr. Jacques Moritz es director de la división de ginecología del departamento de obstetricia y ginecología del Hospital Mount Sinai St. Luke's Roosevelt, en la ciudad de Nueva York. Dijo que el estudio era "flojo" porque "observaron a las madres en el segundo trimestre, y muchas de las mujeres de 35 años [y mayores] ya habrán tenido un abordo espontáneo o no habrán quedado embarazadas debido a la edad".

Pero añadió que "sí concurro en que si la madre mayor se hace un ultrasonido en el segundo trimestre tiene un mejor resultado".

La Dr. Joanne Stone, directora de medicina materna y fetal del Hospital Mount Sinai en la ciudad de Nueva York, dijo que el estudio "provee una buena noticia a las mujeres que se consideran de 'edad materna avanzada' y que están embarazadas".

Stone señaló que "aunque la causa de esta reducción [en ciertos defectos congénitos] se desconoce, ciertamente es una noticia alentadora para las mujeres que retrasan la maternidad hasta una edad un poco más avanzada".

Los expertos anotan que los hallazgos presentados en reuniones médicas por lo general se consideran preliminares hasta que se publican en una revista revisada por profesionales.

Más información

Para más información sobre los defectos congénitos, visite March of Dimes (http://www.marchofdimes.com/baby/birth-defects.aspx ).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTES: Joanne Stone, M.D., director of maternal-fetal medicine, Mount Sinai Hospital, New York City; Jacques Moritz, M.D., director, division of gynecology, department of obstetrics and gynecology, Mount Sinai St. Luke's Roosevelt Hospital, New York City; Jill Rabin, M.D., chief of ambulatory care, obstetrics and gynecology, head of urogynecology at Long Island Jewish Medical Center, New Hyde Park, N.Y.; Society for Maternal-Fetal Medicine, news release, Feb. 3, 2014