• Homect_img
  • Health Information
Your Health

Unas nuevas directrices aconsejan evitar los antibióticos en forma de pastilla para el 'oído del nadador'

Unas nuevas directrices aconsejan evitar los antibióticos en forma de pastilla para el 'oído del nadador'

Los expertos aconsejan utilizar gotas antibacterianas o antibióticas en su lugar

LUNES, 2 de febrero de 2014 (HealthDay News) -- Todo el que ha contraído "oído del nadador" alguna vez sabe lo dolorosa que puede resultar esa afección.

Ahora, unas directrices actualizadas de los expertos enfatizan que la mejor forma de manejar la afección es mediante antibióticos o antibacterianos administrados como gotas para los oídos, en lugar de algún antibiótico en forma de pastilla.

El panel de la Head and Neck Surgery Foundation de la Academia Americana de Otorrinolaringología (American Academy of Otolaryngology -- Head and Neck Surgery Foundation) recomienda a los pacientes que sean tratados con gotas antibióticas para los oídos, pero solo si resulta necesario.

El oído del nadador "puede provocar un dolor intenso. Las gotas para los oídos ofrecen un alivio rápido, pero alrededor de un tercio de los casos son tratados con antibióticos orales [pastillas], que no son efectivos y fomentan a las bacterias resistentes", planteó en una declaración provista por la academia el Dr. Richard Rosenfeld, quien ayudó a redactar el nuevo aviso.

"La directriz actualizada amplía las directrices anteriores con nuevos ensayos clínicos, nuevas revisiones sistemáticas y la participación del consumidor, que buscan optimizar el diagnóstico y el tratamiento de este trastorno común", señaló Rosenfeld.

El oído del nadador, que se conoce formalmente como "otitis externa aguda", es una infección del oído externo que por lo general ocurre cuando el agua queda atrapada en el canal auditivo y las bacterias se multiplican, explican los expertos. La afección es muy común y cada año afecta a alrededor de 1 de cada 123 estadounidenses. Además de al nadar, las personas pueden contraer oído del nadador a través de un traumatismo en el oído, del estrés, del sudor y de las alergias.

Los síntomas pueden incluir inflamación, comezón, pérdida de la audición y dolor, sobre todo al halarse el lóbulo de la oreja o al masticar los alimentos.

La organización emitió las nuevas directrices el 3 de febrero en la revista Otolaryngology -- Head and Neck Surgery.

Los tratamientos incluyen analgésicos y una variedad de tipos de gotas para los oídos, incluso algunas que contienen antibióticos. Según la fundación, el problema de las pastillas es que simplemente no son efectivas. Los principales tipos de bacterias que provocan el oído del nadador no son vulnerables a los antibióticos orales, anotaron, y al canal auditivo no llega una cantidad suficientemente potente de antibióticos.

Pero las directrices sí indican que los antibióticos podrían ser adecuados en algunos casos, como cuando la infección se expande más allá del canal auditivo. También se aconseja una evaluación rápida del dolor del paciente, y recomendaciones de antibióticos.

Dos expertos se alegraron de las nuevas directrices.

El Dr. Eric Smouha, director de otología y neurología de la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York, se mostró de acuerdo en que "los antibióticos orales o sistémicos raras veces se necesitan para tratar esta afección".

Según Smouha, otra recomendación clave es que unos agentes antibacterianos más baratos, como una solución de ácido acético al 2 por ciento, y unas gotas antimicrobianas más costosas, como Ciprodex, parecen funcionar igual de bien contra el oído del nadador.

"Para la mayoría de profesionales clínicos, estas directrices reforzarán y confirmarán las prácticas clínicas existentes, y para unos pocos, conducirán a alteraciones en los hábitos enraizados, conduciendo a mejores resultados", aseguró Smouha.

El Dr. David Hiltzik es director de otorrinolaringología y cirugía de cabeza y cuello del Hospital de la Universidad de Staten Island, también en la ciudad de Nueva York. Se mostró de acuerdo con Smouha en que las nuevas directrices "tendrán un impacto importante en el tratamiento de esta enfermedad tan común. Proveen una vía de diagnóstico y tratamiento clara y concisa para muchos médicos".

Más información

Para más información sobre el oído del nadador, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. (http://www.cdc.gov/healthywater/swimming/rwi/illnesses/swimmers-ear.html )

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTES: David Hiltzik, M.D., director, otolaryngology and head & neck surgery, Staten Island University Hospital, New York City; Eric Smouha, M.D., associate professor, otolaryngology, and director, otology and neurology, Icahn School of Medicine at Mount Sinai, New York City; American Academy of Otolaryngology, news release, Feb. 3, 2014