• Homect_img
  • Health Information
Your Health

Boro

Formas del Suplemento / Nombres Alternativos :

  • Quelato de Boro
  • Borato de Sodio

Uses

Principales Usos Recomendados

  • Ninguno

Las plantas necesitan boro para la salud adecuada, pero se desconoce si los humanos también. Sin embargo, el boron parece ayudar en la absorción adecuada del calcio, magnesio y fósforo de los alimentos y retarda la pérdida de estos minerales por medio de la orina. Evidencia muy preliminar sugiere que los suplementos de boro podrían ser útiles para la osteoartritis y la osteoporosis .

Fuentes

No se ha establecido ningún requerimiento dietético o nutricional para el boro y no se sabe que la deficiencia de boro provoque alguna enfermedad. Las buenas fuentes incluyen verduras de hoja verde, pasas, ciruelas pasas, nueces, frutas no cítricas y granos. Una dieta típica estadounidense proporciona de 1.5 a 3 mg de boro.

Dosis Terapéuticas

Cuando se utiliza como un tratamiento para la osteoartritis o la osteoporosis, con frecuencia se recomienda el boro en una dosis de 3 mg por día, una cantidad similar a la ingesta diaria promedio de alimentos. Sin embargo, las fuentes de alimentos podrían ser más seguras. (vea Cuestiones de Seguridad)

Usos Terapéuticos

El boro ayuda al metabolismo adecuado de vitaminas y minerales involucrados con el desarrollo óseo, tales como calcio , cobre , magnesio y vitamina D4,10,14-18 Además, el boro parece afectar al estrógeno y probablemente también a la testosterona, hormonas que afectan la salud de los huesos. 4,10,19 Con base en esto, se ha sugerido al boro para prevenir o tratar la osteoporosis . Sin embargo, no han habido estudios clínicos para evaluar los posibles beneficios de los suplementos de boro para cualquier enfermedad ósea relacionada.

Con base en evidencia similar débil, 2,6 el boro a menudo se añade a los suplementos diseñados para el tratamiento de la osteoartritis.

También se ha propuesto al boro como un complemento deportivo , con base en sus efectos sobre las hormonas. 20 Sin embargo, los estudios todavía han fracasado para encontrar evidencia de que éste ayude a aumentar la masa muscular o mejorar el desempeño. 21,22

Un gran estudio observacional sugiere que el alto consumo de boro podría reducir el riesgo de cáncer de próstata. 5

Finalmente, algunas veces se recomienda al boro como un tratamiento para la artritis reumatoide , pero no hay evidencia que apoye este uso.

¿Cuál es la Evidencia Científica del Boro?

Osteoartritis

En zonas del mundo donde la gente come cantidades relativamente altas de boro - entre 3 y 10 mg al día - la incidencia de osteoartritis está por debajo del 10%. 6 Sin embargo, en regiones donde hay menos boro en la dieta - 1 mg o menos por día - la incidencia de artritis es mucho más alta. Además, se ha descubierto que las articulaciones de las personas con osteoartritis contienen menos boro que las de otras personas sin esta enfermedad. Estas observaciones han dado paso a la hipótesis de que los suplementos de boro podrían ser útiles para la gente que ya tiene síntomas de artritis.

Sin embargo, la única evidencia directa de que funciona surge de un estudio muy preliminar reportado en 1990. 7

Osteoporosis

En un pequeño estudio, se les proporcionó a 13 mujeres posmenopáusicas una dieta que brindaba 0.25 mg de boro durante 119 días; después se les dio la misma dieta con un suplemento de boro de 3 mg diariamente por 48 días. 9 Los resultados revelaron que la complementación con boro redujo la cantidad de calcio perdido en la orina. Esto sugiere (pero no prueba) que el boro puede ayudar a prevenir la osteoporosis.

Sin embargo, en un estudio similar la administración de boro no afectó la pérdida de calcio por la orina. 10 Otro estudio descubrió que el boro falla para afectar la pérdida de calcio entre la gente que recibe suficiente magnesio. 23

Cuestiones de seguridad

Dado que la dosis terapéutica del boro es aproximadamente la misma que la cantidad que usted obtiene de los alimentos, probablemente sea bastante seguro. Los desagradables efectos secundarios, incluyendo la náusea y el vómito, sólo se reportan en un promedio de 50 veces de la dosis más alta recomendada.

Una posible inquietud con respecto al boro es su efecto sobre las hormonas. En al menos dos estudios pequeños, se descubrió que el boro aumenta los propios niveles de estrógeno del cuerpo, especialmente en mujeres que llevan la terapia de reemplazo de estrógenos. 11,12 Debido a que el estrógeno elevado aumenta el riesgo de cáncer de mama y cáncer uterino en las mujeres que pasan la menopausia, éste podría ser un tema de preocupación para aquellas que desean tomar boro adicional. Se necesita más investigación para descubrir si el efecto aparente del boro sobre el estrógeno es un problema verdadero o no. Al momento, nosotros le recomendaríamos que obtenga su boro de alimentos y verduras; un estudio más grande descubrió que el consumo alto de boro de esas fuentes no afectó los índices de cáncer de mama. 13

Interacciones de las que Debe Estar Consciente

Si usted está recibiendo terapia de reemplazo hormonal , es posible que no sea recomendable el uso del boro debido al riesgo de elevar los niveles de estrógeno de manera excesiva.

Revision Information

  • 1

    de Fabio A. Treatment and prevention of osteoarthritis. Townsend Letter for Doctors. February - March 1990:143 - 148.

  • 2

    Travers RL, Rennie GC, Newnham RE. Boron and arthritis: the results of a double-blind pilot study. J Nutr Med . 1990;1:127 - 132.

  • 3

    Travers RL, Rennie GC. Clinical trial - boron and arthritis. The results of a double blind pilot study. Townsend Letter for Doctors . June 1990:360 - 362.

  • 4

    Nielsen FH, Hunt CD, Mullen LM, et al. Effect of dietary boron on mineral, estrogen, and testosterone metabolism in postmenopausal women. FASEB. 1987;1:394 - 397.

  • 5

    Zhang ZF, Winton MI, Rainey C, et al. Boron is associated with decreased risk of human prostate cancer. Presented at: Experimental Biology 2001; March 31 - April 4, 2001; Orlando, Fla.

  • 6

    Newnham RE. Essentiality of boron for healthy bones and joints. Environ Health Perspect . 1994;102:83-85

  • 7

    Travers RL, Rennie GC, Newnham RE. Boron and arthritis: the results of a double-blind pilot study. J Nutr Med . 1990;1:127 - 132.

  • 8

    Travers RL, Rennie GC. Clinical trial - boron and arthritis. The results of a double blind pilot study. Townsend Letter for Doctors . June 1990:360 - 362.

  • 9

    Nielsen FH, Hunt CD, Mullen LM, et al. Effect of dietary boron on mineral, estrogen, and testosterone metabolism in postmenopausal women. FASEB. 1987;1:394 - 397.

  • 10

    Beattie JH, Peace HS. The influence of a low boron - diet and boron supplementation on bone, major mineral and sex steroid metabolism in postmenopausal women. Br J Nutr . 1993;69:871 - 884.

  • 11

    Nielsen FH, Hunt CD, Mullen LM, et al. Effect of dietary boron on mineral, estrogen, and testosterone metabolism in postmenopausal women. FASEB. 1987;1:394 - 397.

  • 12

    Naghii MR, Samman S. The effect of boron supplementation on its urinary excretion and selected cardiovascular risk factors in healthy male subjects. Biol Trace Elem Res . 1997;56:273 - 286.

  • 13

    Zhang ZF, Winton MI, Rainey C, et al. Boron is associated with decreased risk of human prostate cancer. Presented at: Experimental Biology 2001; March 31 - April 4, 2001; Orlando, Fla.

  • 14

    Benderdour M, Bui-Van T, Dicko A, et al. In vivo and in vitro effects of boron and boronated compounds. J Trace Elem Med Biol. 1998;12:2-7.

  • 15

    Groff, J. Advanced Nutrition and Human Metabolism , 2nd ed. St. Paul, MN: West Publishing Company; 1995.

  • 16

    Hunt CD, Herbel JL, Nielsen FH. Metabolic responses of postmenopausal women to supplemental dietary boron and aluminum during usual and low magnesium intake: boron, calcium, and magnesium absorption and retention and blood mineral concentrations. Am J Clin Nutr . 1997;65:803 - 813.

  • 17

    Nielsen FH. Studies on the relationship between boron and magnesium which possibly affects the formation and maintenance of bones. Magnes Trace Elem . 1990;9:61-69.

  • 18

    Volpe SL, Taper LJ, Meacham S. The relationship between boron and magnesium status and bone mineral density in the human: a review. Magnes Res. 1993;6:291-296.

  • 19

    Samman S, Naghii MR, Lyons Wall PM, et al. The nutritional and metabolic effects of boron in humans and animals. Biol Trace Elem Res. 1998;66:227-235.

  • 20

    Naghii MR. The significance of dietary boron, with particular reference to athletes. Nutr Health. 1999;13:31-37.

  • 21

    Kreider RB. Dietary supplements and the promotion of muscle growth with resistance exercise. Sports Med . 1999;27:97-110.

  • 22

    Ferrando AA, Green NR. The effect of boron supplementation on lean body mass, plasma testosterone levels, and strength in male bodybuilders. Int J Sport Nutr. 1993;3:140-149.

  • 23

    Hunt CD, Herbel JL, Nielsen FH. Metabolic responses of postmenopausal women to supplemental dietary boron and aluminum during usual and low magnesium intake: boron, calcium, and magnesium absorption and retention and blood mineral concentrations. Am J Clin Nutr. 1997;65:803 - 813.