HCA Gives $1 Million in Aid for Ebola Response
Your Health

Poliarteritis Nodosa

Definición

La poliarteritis nodosa es una enfermedad autoinmune. Su sistema inmune es el sistema de defensa de su cuerpo. Este combate las enfermedades y las infecciones. Una enfermedad autoinmune es una condición en la que el sistema inmune de su cuerpo por error ataca a su propio cuerpo. Con la poliarteritis nodosa, las arterias de tamaño mediano y pequeño (vasos sanguíneos que transportan la sangre desde el corazón hacia el resto del cuerpo) se inflaman y se dañan. La inflamación de las arterias afecta muchos órganos diferentes, incluso:

  • Piel
  • El sistema nervioso central (parte del sistema nervioso que incluye al cerebro y a la médula espinal)
  • Nervios periféricos (los nervios de los pies, manos, piernas, brazos y rostro)
  • Tracto gastrointestinal (parte del sistema digestivo que incluye a la boca, el esófago, el estómago y los intestinos)
  • Riñones
  • Corazón
  • Articulaciones
  • El oído, la nariz y la garganta
  • Pulmones

Aunque la poliarteritis nodosa es una enfermedad rara, es una condición potencialmente seria que requiere del cuidado de su médico. Cuanto más pronto se trate la poliarteritis nodosa, mejor será el resultado. Si usted sospecha que tiene esta condición, consulte a su médico inmediatamente.

Causas

La causa de la poliarteritis nodosa es desconocida. En casos poco frecuentes, sin embargo, se observa con infección del virus hepatitis B o leucemia de las células pilosas .

Factores de riesgo

Un factor de riesgo es aquello que incrementa su probabilidad de contraer una enfermedad o condición. Los siguientes factores de riesgo incrementan sus probabilidades de padecer poliarteritis nodosa:

  • Edad: de 40 a 60 años (aunque puede ocurrir a cualquier edad, con mayor frecuencia ocurre a los 40 o 50 años)
  • Sexo: hombres
  • Infección por hepatitis B o hepatitis C
  • Leucemia de las células pilosas
  • Uso de drogas intravenosas

Síntomas

La poliarteritis nodosa se considera una enfermedad multisistémica. Esto significa que afecta a muchas partes de su cuerpo al mismo tiempo. Tiene tendencia a afectar órganos, como la piel, los riñones, los nervios y el tracto gastrointestinal (parte del sistema digestivo que incluye la boca, el esófago, el estómago y los intestinos).

Si usted experimenta cualquiera de estos síntomas no asuma que se debe a la poliarteritis nodosa. Estos síntomas podrían ser causados por otras condiciones de salud menos serias. Si usted experimenta alguno de ellos, consulte a su médico.

Con frecuencia, con la poliarteritis nodosa usted experimentará fatiga, pérdida de peso, pérdida del apetito y fiebre. Los síntomas que afectan a órganos particulares incluyen:

  • Piel: con frecuencia, la poliarteritis nodosa afecta primero la piel, especialmente, en las piernas, y causa:
    • Sarpullido
    • Ulceras (llagas abiertas en la piel)
    • Nódulos (pequeños abultamientos bajo la piel)
    • Moretones
    • Gangrena (se detiene el suministro de sangre a los tejidos, ocasionando que la piel muera)
    Representación de la piel con hematoma
    si55550698
    Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.
  • Sistema nervioso
    • Hormigueo, ardor, dolor o entumecimiento en los pies, manos, piernas, brazos y rostro
    • Convulsiones
    • ACV
    • Reducción del estado de alerta
    • Incapacidad para pensar claramente
  • Riñones
    • Proteínas en la orina
    • Hipertensión (presión arterial elevada)
  • Gastrointestinal
    • Dolor en el abdomen
    • Hemorragia gastrointestinal
    • Infarto de los intestinos (no llega suficiente sangre rica en oxígeno a los intestinos lo que ocasiona daño en el tejido)
    • Náusea, vómitos
    • Diarrea que puede tener sangre o no
  • Corazón
  • Ojos
    • Desprendimiento de la retina
    • Escleritis: inflamación de la esclera (parte blanca del ojo)
    Desprendimiento de la retina
    Desprendimiento de retina
    Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.
  • Genitales
    • Infarto testicular (no llega suficiente sangre rica en oxígeno a los testículos lo que ocasiona daño en el tejido)

Diagnóstico

No existe una prueba sola para diagnosticar la poliarteritis nodosa. El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos, y le realizará un examen físico.

Las pruebas pueden incluir:

  • Análisis de sangre
    • TSE (tasa de sedimentación de eritrocitos) elevada: para medir el grado de inflamación y monitorizar la enfermedad inflamatoria
    • RSC (recuento sanguíneo completo): para detectar si el recuento de glóbulos blancos es elevado
    • Pruebas de función renal
    • Inmunoglobulina: para detectar niveles elevados de esta proteína sanguínea que sirve a fines inmunitarios
  • Análisis de orina: para detectar la presencia de proteínas en la orina
  • Biopsia de piel: remoción quirúrgica de una sección de piel para examinarla
  • Biopsia de músculos, nervios, riñón o intestinos: remoción quirúrgica de una muestra del músculo o nervio para ver si hay evidencias de inflamación arterial en esos tejidos
  • Estudio de conducción nerviosa: para evaluar el daño muscular o nervioso
    • Su doctor colocará pequeños electrodos en su piel sobre los músculos a ser evaluados; se graban las señales eléctricas producidas por sus nervios y músculos y la información es interpretada por un médico especialmente entrenado.
  • Arteriograma: se inyecta un medio de contraste en las arterias y se toman radiografías que pueden revelar inflamación en el sistema vascular

Tratamiento

Entre más pronto se diagnostique la poliarteritis nodosa es mejor. El tratamiento debería ser vigoroso, siendo el objetivo del tratamiento el reducir la inflamación de las arterias y poner la enfermedad en remisión (periodo durante el cual los síntomas de una enfermedad desaparecen)

Sin tratamiento, la enfermedad puede ser fatal. Las complicaciones debidas a la poliarteritis nodosa incluyen apoplejía, insuficiencia renal, ataque cardiaco y daño permanente a los tejidos del intestino.

Consulte con el médico acerca del mejor plan de tratamiento para usted. Las opciones de tratamiento incluyen:

Corticoesteroides

Dosis altas de estos esteroides, por boca o inyectadas, pueden reducir la inflamación de las arterias.

Medicamentos Inmunosupresores

Suprimir el sistema inmunitario ayuda a reducir la inflamación de la arterias al contrarrestar la reacción autoinmunitaria del cuerpo.

Medicina antiviral

Cuando está presente la hepatitis B o la C, los medicamentos antivirales pueden ser útiles además de los medicamentos inmunosupresivos.

Prevención

No existe nada que usted pueda hacer para prevenir la poliarteritis nodosa.

Revision Information

  • Polyarteritis Nodosa Research and Support Network

    http://www.pansupport.org/

  • Vasculitis Clinical Research Consortium

    http://rarediseasesnetwork.epi.usf.edu/vcrc/

  • Canadian Organization for Rare Disorders

    http://www.cord.ca/

  • Canadian Rheumatology Association

    http://www.rheum.ca/

  • Beers MH, Berkow R, eds. Diffuse connective tissue disease. The Merck Manual website. Available at: http://www.merck.com/mmpe/index.html. Accessed January 17, 2008.

  • DynaMed Editorial Team. Polyarteritis nodosa. EBSCO DynaMed website. Available at: https://dynamed.ebscohost.com/about/about-us . Updated July 9, 2010. Accessed November 10, 2010.

  • The Johns Hopkins Vasculitis Center. Types of vasculitis: polyarteritis nodosa. The Johns Hopkins Vasculitis Center website. Available at: http://www.hopkinsvasculitis.org/types-vasculitis/polyarteritis-nodosa . Accessed January 17, 2008.

  • The Polyarteritis Nodosa Research and Support Network. Polyarteritis nodosa. The Polyarteritis Nodosa Research and Support Network website. Available at: http://www.angelfire.com/pa3/autoimmunedisease/new-pan-index.html . Accessed January 17, 2008.